Residencia tercera edad El Palacio - Valladolid

Fundación social VALENTIN ARÉVALO AYLLÓN

El papel de la familia en el Centro Residencial

  • En distintas ocasiones las personas mayores necesitan optar por un recurso de alojamiento para poder ser atendidas de una forma más especializada e intensa de lo que puede hacerse en el propio domicilio o en el entorno familiar.
  • Cuando la persona mayor ingresa en la residencia, sus familiares suelen presentar sentimientos ambivalentes, ya que se mezclan la culpa, la tristeza, la rabia, incluso en ocasiones la soledad. A consecuencia de ello, pueden producirse conflictos y malentendidos con los equipos de atención directa que deben ser detectados, clarificados y solucionados.
  • De aquí en adelante la familia llega a una fase de integración, donde ésta rehace su vida social sin descuidar a su familiar. Apoyar a las familias en el centro y seguir siendo consideradas como familias cuidadoras, es una labor importantísima que hay que reconocer y abordar desde un enfoque interdisciplinar y que implica al conjunto de los preofesionales de la residencia.
  • Esta labor de apoyo a las familias, necesarias para afianzar el apoyo al residente y su colaboración, se debe realizar desde la clave de la desculpabilización, incidiendo en la importancia de su apoyo emocional a la persona mayor, apoyando la formación y la capacitación de éstas y buscando siempre la motivación a la participación del centro.
  • Intensificar la paricipación de las familias en el plan de vida y de cuidados de la persona en situación de dependencia y lograr la integración de éstas en el centro.
  • Continuar con la tarea de apoyo por parte de todo el equipo del centro trabajando mediante la escucha activa, la expresión de sentimientos y la desculpabilización.
  • Invitar a las familias para que participen en el diseño inicial del plan individualizado de atención de la persona en situación de dependencia.
  • Celebración de reuniones de intercambio de información con el equipo de atención directa.